El sector constructor y promotor pide inversión pública en infraestructuras y rehabilitación, y avales para la compra de viviendas

El sector constructor y promotor solicitó al Gobierno, durante la cumbre empresarial organizada por la CEOE el pasado jueves 18 de junio, que se canalicen inversiones para obras e infraestructuras, ya que se ha demostrado la capacidad de esta industria de generar riqueza y empleo para el país.

“Las infraestructuras constituyen el andamiaje necesario para el bienestar social y para hacer mas eficiente y tecnológicamente mas fuerte a la industria, al transporte y a la economía productiva. Esta crisis puede ser también una oportunidad, con diez años por delante, para abordar su modernización y conservación, tras diez años de consolidación fiscal y un déficit inversor de más de 200.000 millones de euros”, explicó Juan Lazcano, presidente de la patronal de la construcción, CNC, quien inauguró la mesa dedicada a la construcción y la promoción inmobiliaria (ver el video aquí).

Lazcano aseguró que “solo saldremos de ésta, con una inversión masiva en infraestructuras, tal y como lo ha indicado en su último informe la Comisión Europea, que cree que es el momento de anticipar proyectos de inversión pública”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El presidente de la CNC recordó que “por cada euro invertido en infraestructuras se genera la mayor actividad económica inducida, con 1,92 euros. Además, crea el mayor impulso a nuestra industria nacional al precisar de la menor cuota de importaciones de todos los sectores productivos, tan solo un 9 %, y con un retorno fiscal del 49 % por euro invertido”.

Mientras en el ámbito de las carreteras, Lazcano propuso proyectos por un total de 32.000 millones de euros para impulsar vías “seguras, conectadas y verdes” y que absorberían la mitad del paro previsto, en torno a un millón de empleos, en el plano de la rehabilitación, solicitó beneficios fiscales para fomentar esta actividad y 18.400 millones al sector privado para rehabilitar vivienda.

Teniendo en cuenta estas cifras el presidente de la patronal calculó que si “entre el fondo nacional de la energía, el Plan de Viviendas y de los fondos europeos, se destinaran 2.000 millones de euros al año a la rehabilitación de viviendas, lo que supone pasar de las escasas 30.000 viviendas rehabilitadas actualmente a 120.000, en cuatro años se habría generado una actividad económica equivalente a 52.000 millones de euros, se habrían creado 832,000 puestos de trabajo, equivalentes a tiempo completo a 208.000, y se habrían reducido los costes de desempleo en 7.200 millones de euros, y se habría generado un retorno fiscal de 15.200 millones de euros”.

Lea la noticia completa aquí